martes, 16 de julio de 2013

Comunicación no verbal: Mentiras a través de la mirada.


“Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación”
                                                                                                                                              Proverbio árabe.

Desde hace tiempo esperábamos que nuestro presidente del gobierno español, Sr. Rajoy, diese explicaciones sobre las acusaciones que el Sr. Bárcenas día a día va vertiendo en la prensa, bien desde el periódico “El Mundo” o desde “El País”.

Toda la oposición le ha pedido que dé una explicación a los españoles, bien a través de sus representantes, en el Congreso, o bien directamente mediante una rueda de prensa.  Tanto es así, que UPyD ha llegado a pedir parte de la oposición el planteamiento de una moción de censura, como medio para que compareciese y se le pudiese preguntar.

Ayer, nos visitaba el primer ministro polaco, Donald Tusk, y por cuestiones de protocolo debían comparecer ambos mandatarios.  Así que el protocolo, fue la herramienta que sin querer consiguió esa comparecencia.  Aunque solo se permitieron cuatro preguntas, dos para cada primer ministro.

Solo apuntar que las contestaciones no se salieron de un guión que tenía ya escrito y que se limitó a leer, y en el que aseguraba que iba a terminar la legislatura en cualquier caso.  Lo importante no es el qué, sino el cómo.  Me explicaré, lo importante es lo que no dijo con palabras y que su comunicación no verbal explicó con suficiente elocuencia.

Hay que decir previamente que nuestro presidente es una persona que cuida mucho su comunicación no verbal, salvo en algunos tics que parece no corregir definitivamente.  Sus asesores hacen un buen trabajo, pero ellos solo pueden asesorar previamente y corregir “a posteriori”. 

Su mensaje verbal fue correcto, y bien apoyado por el resto del cuerpo, sobre todo con las manos y brazos.  Lo cual confirma el trabajo de los asesores.  Pero hay una parte, que siempre nos delata y es la cara.  Los mensajes que emite nuestro rostro no se pueden controlar y es nuestro subconsciente quien los dirige.

En EEUU, el profesor Lightman, conocido por una serie televisiva (Miénteme – Lie to me) ha centrado en sus estudios de las micro expresiones faciales, con el fin de analizar determinadas emociones.  Las emociones que estudia son: el miedo, la sorpresa, la alegría, el enfado, el rechazo y el asco.
 
En este caso concreto y analizando la entrevista, detecté el miedo, que se plasma en la fotografía que acompaño.  En incluso sus ojos manifestaban una tristeza y un cansancio fuera de lo habitual

El miedo, como explica el Psicólogo Norberto Levy en su libro “La sabiduría de las emociones”, es una emoción básica, y se convierte en una señal valiosísima, que indica una desproporción entre la amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos que contamos para resolverla.

El profesor Lightman, nos indican que las microexpresiones del miedo son las siguientes:

- cejas levantadas y juntas,
- párpados levantados,
- párpados inferiores con tensión, y
- labios ligeramente abiertos y estirados horizontalmente hacia los oídos.

Como dice el refranero popular, la cara es el espejo del alma.  Juzguen ustedes mismos cuál es la situación interior de nuestro presidente, y la pregunta será, hasta cuándo podrá aguantar esta tensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada